Poner punto final al duelo