Más ajustes y más recortes en Portugal