Portugal sigue luchando contra las llamas