Deja una propina de 200 dólares con una nota: "Úselo para visitar a su hijo"