Al Qaeda pide venganza por la muerte de Osama bin Laden