Quemada viva por una deuda de 2000 dólares