Un terremoto de magnitud 6 arrasa el centro de Italia y destruye varias ciudades