Isabel II toma las calles de Londres