Reino Unido vive su segundo días de caos circulatorio por la nieve y el viento