La Guardia Real se mira pero no se toca