El Rey de los belgas, Alberto II, abdica debido a su estado de salud