Dilma Rousseff encara su nuevo mandato con "el alma llena de alegría"