Rusia considera que no hace falta "presión adicional" sobre Siria