San Petersburgo se ilumina con un castillo de fuegos artificiales para celebrar el fin de curso