Caos en Brasil a dos días del arranque del Mundial