Sarah Palin rechaza las acusaciones que la relacionan con la matanza de Arizona