Sarkozy denuncia "calumnias" y "mentiras" contra él y su Gobierno