Sarkozy considera paralizada la ampliación de la Unión Europea