Sarkozy prepara una visita relámpago a Bengasi