Sarkozy estudia una visita relámpago a Bengasi para reunirse con los rebeldes