Save the Children confirma la muerte de tres de sus trabajadores en el ataque en Afganistán