Scotland Yard confirma que la pareja intoxicada se expuso al mismo gas usado contra el espía Skripal