Liberadas 70 personas de una secta en Rusia que llevaban años encerradas bajo tierra