Un secuestro en EEUU termina con la muerte de tres personas