El Senado de EEUU, contra la discriminación de homosexuales