El Senado francés aprueba elevar la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años