Seúl no dañó las baterías norcoreanas tras el ataque, según las imágenes de satélite