Sigue el asedio a Hama