Siria acusa a EEUU, Londres y París de ayudar a usar armas químicas a los rebeldes