Siria ha destruido todos sus equipos de producción de armas químicas