La guerra siria llega a las escuelas