EEUU cree que es "demasiado tarde" para que la ONU investigue el presunto ataque