Snowden usó contraseñas de 25 compañeros para conseguir la información