Sobrevive a tres ataques al corazón con sólo tres semanas de vida