Sobrevive con un explosivo en la cabeza