Strauss-Kahn, demandado de nuevo