Tamworth, la capital de la obesidad