Pide a sus fieles 46 millones de euros porque "Dios me ha dicho que debería tener el avión"