Terry Jones cambia de opinión