Un club de Texas vende por 350.000 dólares una licencia para cazar rinocerontes negros