The New York Times revela que la fortuna de Donald Trump se hizo a base de evadir impuestos