Timoshenko: "Los héroes nunca mueren"