El francotirador de Dallas era un exmilitar estadounidense que estuvo en Afganistán