Treinta muertos en un atentado suicida contra la comunidad chií paquistaní