Trump se refugia en su residencia de Florida tras sus polémicas declaraciones