La cumbre entre Tump y Kim transcurre con tranquilidad y sonrisas de ambos mandatarios