Un adolescente británico ve morir a sus padres y su abuela en Túnez