Los sindicatos acusan a los recortes en seguridad del accidente en la mina turca