“Las oleadas de gases llegan constantemente, tenemos que trabajar con máscara”