La UE, dispuesta a aprobar más sanciones si hay más violaciones del acuerdo de Minsk